¡Habiendo sido reconciliados con Dios ahora tenemos acceso al Padre en el Espíritu para disfrutarlo!

El Dios Triuno está obrando y operando en el hombre para ganarlo. ¡Dios el Padre vino en Dios el Hijo para reconciliarnos consigo mismo y ahora tenemos acceso al Padre en el Espíritu! ¡MEDIANTE Dios el Hijo, (Quien es el Realizador, el medio), y EN Dios el Espíritu (Quien es el Ejecutor, la aplicación), tenemos acceso a Dios el Padre (Quien es el Originador, la fuente) para disfrutarlo! La intención de Dios no se limita a reconciliarnos con Él, ni siquiera se limita a reconciliar a los judíos con los gentiles dentro de un Cuerpo mediante Su muerte en la cruz. ¡No! ¡Dios quiere más! Él quiere que el hombre vengaacceda a Dios el Padre PARA disfrutarlo en el Espíritu. Esto está revelado en Efesios 2:16-18:
Y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo Cuerpo, habiendo dado muerte en ella a la enemistad. Y vino y anunció la paz como evangelio a vosotros que estabais lejos; y también paz a los que estaban cerca; porque por medio de Él los unos y los otros tenemos acceso en un mismo Espíritu al Padre.

Leer artículo completo

¡La palabra está cerca de nosotros, está en nuestra boca y en nuestro corazón, Cristo como la Palabra viviente está tan disponible!

Anoche en nuestra reunión de hogar estuvimos disfrutando que el apóstol Pablo vio a Cristo en todas partes en el Antiguo Testamento. Incluso en Deuteronomio 30:12, donde hay una segunda presentación de la ley y esta pregunta: ¿Quién subirá por nosotros al cielo? ¡Inclusive aquí, Pablo vio a Cristo como la Palabra viviente de Dios! ¡Esto es lo que significa leer la Biblia con las gafas de la economía de Dios puestas y permanecer en la línea central de la Biblia!.. Leer artículo completo

Artículo siguiente: ¡Habiendo sido reconciliados con Dios ahora tenemos acceso al Padre en el Espíritu para disfrutarlo!
Artículo anterior: En el recobro del Señor

Cristo es la Palabra de vida: ¡Él nos dio a conocer el Dios misterioso y nos trajo la vida divina!

Esta semana estamos disfrutando uno de los puntos de la línea central de la Biblia, la Palabra de Dios, sin embargo, lo más interesante de esto es que la Palabra de Dios nos es “algo en sí mismo”, lo que es verdaderamente principal aquí es que Cristo ES la Palabra de Dios. Nosotros no venimos a la Palabra de Dios independientemente de Cristo. En realidad, nuestro propósito al venir a la Palabra no es ver o ganar algo aparte de Cristo, sino obtener a Cristo mismo. “En la economía de Dios Cristo es el centro, el Cuerpo es la línea y la Nueva Jerusalén es la meta“. Cristo es todo en la economía de Dios y para Dios, Cristo es el reemplazo universal de todo y todos. Además, la Palabra de Dios es para que crezcamos en vida para la edificación del Cuerpo. La Palabra de Dios es para la edificación del Cuerpo de Cristo: Somos regenerados, alimentados, transformados, nutridos e incluso glorificados por la Palabra de Dios para que lleguemos a ser materiales útiles para la edificación del Cuerpo de Cristo. La meta de la Palabra de Dios es preparar y producir la Nueva Jerusalén. Esta es la meta de la economía eterna de Dios. Esta es la Línea Central de la Revelación Divina – Cristo el centro, el Cuerpo la línea y la Nueva Jerusalén la meta… Leer artículo completo
 

¡Cristo como la Palabra encarnada de Dios explicó plenamente a Dios, definió a Dios y expresó a Dios!

Cristo es la Palabra de Dios y el hablar de Dios. La Palabra se encarnó para ser un hombre. ¡Esto significa que el hablar de Dios estaba en un hombre! Dios fue expresado, explicado, definido y hecho real para el hombre mediante el Señor Jesucristo. El hombre Jesús es la Palabra de Dios, el hablar de Dios. ¡El expresó a Dios mediante Su vida, Su obra, Su hablar y todo lo que era y hacía! Dios mismo era Su hablar, mediante palabras y obras. Cristo expresó a Dios y habló Dios mediante palabras y acciones. Algunas veces habló con palabras y expresó, definió y explicó a Dios. En otras ocasiones habló con Sus acciones, Sus hechos y Sus logros. ¡Dios mismo como la Palabra de Dios, como Dios expresado y definido estaba en un “tabernáculo humano” viviendo entre los hombres! “La Palabra se hizo carne y tabernaculizó entre nosotros” (Juan 1:14) para expresar a Dios, explicar a Dios y aún definir a Dios de muchas maneras prácticas
Leer artículo completo en «Un Dios-hombre es un cristiano norma

La economía de Dios es hacer al hombre igual que Él en vida y naturaleza pero no en la Deidad

El Dios Triuno tiene un deseo en Su corazón (ver Ef 1:5,9) y para cumplir el deseo de Su corazón Dios estableció una economía (Ef 1:10; 3:9), la economía eterna de Dios. Cada día se escribe y se habla mucho sobre la economía humana, que está colapsando aún cuando muchos luchan por levantarla, pero ¿quién se ocupa de la economía de Dios? El Dios que hizo todas las cosas en el cual todas las cosas subsisten, Aquel que es la fuente de la vida y que está sobre todos, por todos y en todos – ¡Él tiene una economía! ¡Si Dios tiene una economía entonces el hombre debe estar en ella! El deseo del corazón de Dios se relaciona con el hombre y está centrado en el hombre, ya que él es la pieza maestra de Su creación. Me encanta la siguiente definición concisa y apropiada de la economía de Dios, aunque es muy simple…

Leer el artículo completo en «Un Dios-hombre es un cristiano normal«
Read this portion also in English via, God’s economy is to make man the same as He is in life and in nature but not in the Godhead

¡La era del jubileo es la era del éxtasis – llegamos a la exultación máxima al disfrutar al Señor!

¡Dios quiere ser el placer del hombre, aquello que el hombre posee y la herencia del hombre – por ello se presentó al hombre en el principio como el árbol de la vida! ¡Al haber perdido el hombre su herencia (Dios mismo) y a su familia (el Dios Triuno y la familia de Dios), el hombre necesita ser recobrado, restaurado y traído de vuelta a su posesión, su herencia! En el Antiguo Testamento vemos que en el pueblo de Dios algunos a veces tenían que vender cuanto poseían y hasta toda la tierra para poder sobrevivir (por diferentes razones). De igual modo, otros se veían forzados por las circunstancias a venderse como esclavos para tener algo que comer y techo sobre la cabeza. Según el tipo mostrado en Lev 25 vemos que el jubileo tiene dos bendiciones principales…. Leer Artículo completo

¡Nuestra transgresión más nuestro arrepentimiento junto al perdón de Dios trae como resultado algo para la edificación!

E Isaí engendró a David, el rey. Y David engendró a Salomón de la que había sido mujer de Urías.
Y yo disfruté la primera parte de la nota 3 de este versículo. En la palabra “Salomón”,
cuando David cometió asesinato y adulterio, él fue reprendido por el profeta Natán, a quien Dios envió específicamente para condenarlo (2Sam 12:1-12). Al ser condenado, David se arrepiente. En el Salmo 51 se recoge su arrepentimiento. Luego Dios lo perdona (2Sam 12:13). Entonces engendró a Salomón (2Sam 12:24). Por lo tanto, Salomón es el resultado de la transgresión del hombre, con su arrepentimiento además del perdón de Dios…

Leer el artículo completo en «Un Dios-hombre es un cristiano normal»
Read this portion in English also via, our transgression plus our repentance joining God’s forgiveness issues in something for the building
Artículo siguiente: Disfrute de la Palabra en «Hermanos en Cristo» Facebook

¡Dios dio a Cristo como luz para las naciones para que Él pudiera ser la salvación de Dios para todo el mundo!

Dios puso a Cristo como luz para las naciones, para que todas ellas pudieran recibir la salvación de Dios (Is 49:6). Cuando vino el Señor Jesús, hubo una gran luz en la tierra de Israel. Esta luz llegó a ser la vida que regenera al hombre. Por una parte, Jn 1:4 dice: En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres, y por otra, podemos ver claramente en Génesis 1 que la luz vino y ésta produjo toda forma de vida. Podemos preguntarnos: ¿Qué fue primero, la vida o la luz? Especialmente en nuestro primer contacto con el Señor, cuando somos pecadores, lo primero que viene es la luz. Dios brilla en nosotros y somos expuestos en esa luz tal cual somos. Cuando se nos predica el evangelio, el Señor brilla en nosotros (2Co 4:4-6). Entonces, cuando aceptamos y recibimos esa luz, el resultado es que obtenemos vida y esta vida nos regenera. Esta es la luz de vida, pues produce vida, es vivificante. ¡Cuando viene a nosotros genera vida en nuestro interior!…
Leer artículo completo en «Un Dios-hombre es un cristiano normal»
Read this portion in English also via, God gave Christ as a light to the nations that He might be God’s salvation to all the world!; intro via, Christ is the light to the nations!