¡Nuestra transgresión más nuestro arrepentimiento junto al perdón de Dios trae como resultado algo para la edificación!

E Isaí engendró a David, el rey. Y David engendró a Salomón de la que había sido mujer de Urías.
Y yo disfruté la primera parte de la nota 3 de este versículo. En la palabra “Salomón”,
cuando David cometió asesinato y adulterio, él fue reprendido por el profeta Natán, a quien Dios envió específicamente para condenarlo (2Sam 12:1-12). Al ser condenado, David se arrepiente. En el Salmo 51 se recoge su arrepentimiento. Luego Dios lo perdona (2Sam 12:13). Entonces engendró a Salomón (2Sam 12:24). Por lo tanto, Salomón es el resultado de la transgresión del hombre, con su arrepentimiento además del perdón de Dios…

Leer el artículo completo en «Un Dios-hombre es un cristiano normal»
Read this portion in English also via, our transgression plus our repentance joining God’s forgiveness issues in something for the building
Artículo siguiente: Disfrute de la Palabra en «Hermanos en Cristo» Facebook

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s