Dios, la Serpiente, el Hombre y Jehová

Cuánta luz se obtiene al leer este Estudio-Vida de Génesis. Verdaderamente somos redargüidos a cada paso. Si oramos mientras leemos y estamos en la presencia del Señor, diremos amén. Muchos veíamos en Génesis sólo un relato de la creación y una narración de acento histórico. No obstante, hay más, aleluya, mucho más. Está la vida divina que se nos muestra en este libro «del principio».
El esquema general de Génesis es «Dios creó, satanás corrompió, el hombre cayó y Jehová prometió salvar».
El libro se divide en 3 secciones (Caps. 1-2; 3-11; 12-50), cada una comienza con un nombre: Dios, la serpiente y Jehová. Dios creó, la serpiente corrompió, y Jehová llamó. Dios creó los cielos para la tierra, la tierra para el hombre y el hombre para Dios. La serpiente (Satanás) se infiltró para corromper toda la crwación a través de la rebeldía. Sin embargo allí también vemos a Cristo como la esperanza del hombre caído. Ahora, Jehová llamó a Abraham para comenzar algo nuevo.
A partir del capítulo 3 vemos 8 biografías en 2 grupos de 4: Adán, Abel, Enoc y Noé, del linaje adámico, el linaje creado y Abraham, Isaac, Jacob y José, el linaje de Abraham, el linaje llamado. Todos los llamados, los que creemos en Jesucristo, somos hijos de Abraham (Ga 3: 7,29).
El pensamiento central del libro es «Cristo es la esperanza y la salvación del hombre caído, y Dios hará que el hombre caído cumpla Su propósito por medio de Cristo». Cristo es la vida para los que El restauró desde la caída. Los 2 primeros capítulos, en realidad, y desde la comprensión apropiada, son una revelación de la vida. Las 8 biografías no hablan mucho de las obras de esos hombres. Más bien relatan su vida, su conducta y su andar con Dios. La Biblia nos dice poco de lo que hizo Adán, pero menciona cuánto vivió: 930 años. Lo único que dice Génesis acerca de Enoc es que caminó con Dios, y que finalmente fue arrebatado a la presencia de Dios. Noé hizo una obra, pero no conforme a sí mismo ni tampoco para sí mismo. Lo hizo todo conforme a la revelación de Dios y para cumplir el propósito de Dios. Usa las biografías de ocho personas para mostrar cómo El necesita una vida que cumpla Su propósito.
En este libro la última vida fue la de Jacob, aquel que finalmente fue llamado Israel, príncipe de Dios. Esta es la intención de Dios: obtener un Israel. Todos debemos ser llevados a la posición en la cual Dios pueda considerarnos Su Israel. Se trata enteramente de la vida. Por tanto, Génesis se centra en la vida, y esta vida es Cristo.
 
Ref:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s