Cuatro Puntos con Relación con la Iglesia

Continúo disfrutando el libro «Principios Básicos para poner en práctica la vida de la Iglesia«. Su lenguaje es muy sencillo aunque los puntos abordados son elevados.

Nunca leo demasiado sin orar, para ejercitar mi espíritu. Entonces siempre queda algo, uno es tocado internamente y no sólo informado. Esta es la gran diferencia con relación a libros que leí en el pasado. Además es muy práctico, siempre es aplicable y presenta los asuntos desde la experiencia y no como disertación. Así que siempre hallo revelación, que es diferente de aprender algo mentalmente.

Me han impresionado mucho los cuatro puntos abordados en esta primera parte. Nunca había visto la relación directa de la iglesia con el propósito eterno de Dios (Ef 3:11). He visto claramente que ser salvos para ser miembros de la iglesia no es un fin en sí mismo, sino un medio para la culminación de Su plan eterno. Aleluya. Lo más interesante es que yo conocía estos versículos en Efesio 3, pero carecía de luz. Este propósito del que hablamos estaba escondido en Dios como un misterio, que ha sido desvelado en este tiempo (Ef 3:9). Antes de la era neotestamentaria nadie sabía de la iglesia.

A Dios no le basta con todo lo creado, sino que todo es para la iglesia. Dios tenía a la iglesia en Su mira cuando creó el universo.

La iglesia, como aumento y Cuerpo de Cristo también es algo en lo que me regocijo. Yo tenía muchos velos con respecto a la iglesia y muchos conceptos previos heredados de la tradición. Yo podía afirmar que la iglesia es el Cuerpo de Cristo y la Casa de Dios y sabía que en principio son lo mismo, pero nunca había visto que esto es así porque ambos contienen a Dios y a Cristo. El Cuerpo expresa la vida que contiene y la Casa brinda reposo y permite la consecución de un propósito.

Cristo se expresa por Su Cuerpo y Dios reside en Su casa para llevar a cabo Su voluntad, es decir, cumplir Su propósito eterno.
Así la iglesia es la Casa de Dios, el Cuerpo de Cristo, Su aumento y Su plenitud.

Disfrute del libro «Principios básicos para poner en práctica la vida de iglesia» por Witness Lee (Living Stream Ministry)

Sobre la Iglesia en el Plan de Dios

LA IGLESIA ESTÁ RELACIONADA CON EL PLAN ETERNO DE DIOS

según Su propósito eterno (Ef 3:10-11). ¿Este propósito en qué consiste? Básicamente, en que Él obtenga una iglesia. En todo el universo, la iglesia es el tema, el centro y el contenido del plan eterno de Dios. La finalidad de ser salvos para ser miembros de la iglesia no es algo que comince en esta era. Es algo de la eternidad pasada con miras a la eternidad futura. La iglesia es una entidad eterna y es el centro y tema del plan de Dios.

A lo largo de todas las generaciones antes de la era del Nuevo Testamento, la iglesia era un misterio. El término misterio indica que algo estaba escondido, de modo que nadie tenía conocimiento de ello. ¿Sabe usted por qué creó Dios los cielos, la tierra y miles y miles de elementos? ¿Sabe por qué creó el linaje de Adán, a los seres humanos? Tiene que responder a esta pregunta diciendo: “Dios hizo todo esto con la finalidad de obtener la iglesia”. La intención y deseo de Dios no es solamente tener los cielos, la tierra y diversos elementos; más bien, la intención y deseo de Dios en este universo es obtener la iglesia. Así que, todo fue creado por causa de la iglesia. En el AT los hombres de Dios sólo podían maravillarse de la creación (Sal 8: 3-4), pero no podían ver la finalidad de ésta pues ERA UN MISTERIO ESCONDIDO EN DIOS (Ef 3:9).

LA IGLESIA ES FUNCIONALMENTE EL CUERPO DE CRISTO Y LA CASA DE DIOS. En principio, hablar del Cuerpo y de la Casa es lo mismo, porque tanto la Casa como el Cuerpo son recipientes, vasos, que contienen a Dios y a Cristo. Sin embargo, en términos más subjetivos, en cuanto a nuestra experiencia,

LA IGLESIA ES EL AUMENTO DE CRISTO;
por tanto, Cristo es la fuente Y la naturaleza de la iglesia. Ésta procede de Cristo; es Cristo mismo aumentado y agrandado (Jn 3:29-30), Su plenitud (Ef 1:23).

Disfrute de Principios Básicos para Poner en Práctica la Vida de Iglesia, de Witness Lee (Living Stream Ministry)